fbpx

Todo lo que necesitas saber sobre la Ortodoncia para Niños

Cuando los padres ven que a sus hijos se les comienza a caer los dientes de leche y empiezan a salir los definitivos, a muchos les surge la duda de si estará todo bien, si sus nuevos dientes no serán demasiado grandes o por que se les están torciendo los dientes, etc.

De hecho, muchos de ellos siguen pensando que hasta que no le salgan todos los dientes definitivos no es necesario poner aparatos. Por ello, hoy en día sigue existiendo cierta controversia sobre cuál es el momento ideal para iniciar un tratamiento de ortodoncia y, en consecuencia, cuándo se debe realizar la primera visita con el ortodoncista.

¿Cuándo acudir por primera vez al ortodoncista?

Como normal general, es aconsejable realizar la primera visita con el ortodoncista a los 5 o 6 años de edad. Incluso a pesar de que no veamos nada o que el crecimiento de los dientes nos parezca que es el correcto, es el mejor momento para esta primera visita. El objetivo es que sea el ortodoncista el que valore si la posición de los huesos de la cara es el normal y que los futuros dientes definitivos tienen el suficiente espacio para salir.

A partir de los 5-6 años, el niño va a experimentar un período dentario muy importante que conocido como “dentición mixta”. Esta nueva etapa abarca desde los 6 hasta los 14 años aproximadamente y es en el que conviven tanto dientes de leche y definitivos.

El período de dentición mixta se inicia con la erupción de las muelas de los seis años. Las muelas nacen directamente permanentes y su aparición resulta decisiva para el posterior desarrollo de la boca.

Es IMPORTANTE saber que no es lo mismo la primera visita con el odontopediatra y la primera visita con el ortodoncista. Recuerda, que la primera visita con el odontopediatra debe realizarse durante el primer año de vida.

¿Por qué es importante la ortodoncia en los niños?

En caso de que exista un problema de mordida, es fundamental tratarlo de manera temprana. De esta forma, evitaremos que en una etapa adulta, el tratamiento que haya que realizar sea más sencillo (ya que se disminuyen el número de extracciones de dientes permanentes sanos u ortodoncias mucho más complejas, más costosas y duraderas en el tiempo).

Un tratamiento precoz además facilitará un correcto desarrollo de los huesos maxilares y, en muchas ocasiones, será posible alinear dientes cosa que permitirá que no sea necesaria una segunda etapa de ortodoncia en la dentición permanente (dientes definitivos).

Importancia de la ortodoncia en niños

¿Qué tipos de problemas hay que tratar de manera temprana con ortodoncia?

  • Falta de espacio severo para que los dientes definitivos se coloquen correctamente. Esto es debido a que existe una falta de crecimiento de los huesos maxilares, es decir, que los huesos son demasiado pequeños para albergar a todos los futuros dientes permanentes. Suele detectarse en niños de 6-8 años de edad, en los que observamos que los incisivos definitivos que han erupcionado están rotados, mal posicionados e incluso no salen por la falta de espacio.
  • Mordidas cruzadas funcionales: cuando la anchura del maxilar superior es la misma que la de la mandíbula (maxilar inferior). Por tanto, cuando se intenta cerrar la boca en la posición adecuada, los dientes no pueden juntarse. La mandíbula al ser una articulación móvil se desvía hacia un lado para conseguir un buen contacto y poder triturar así los alimentos, creándose la mordida cruzada. Este tipo de problema se puede detectar en niños muy pequeños de 3-4 años de edad.
Mordida cruzada funcional
  • Incorrecta relación de los huesos maxilares por descompensaciones en el crecimiento de los en distintos planos de espacio. El problema no está en la posición de los dientes sino en que la relación del maxilar superior con el maxilar inferior no es la correcta. Para corregir este tipo de problema es fundamental trabajar durante la etapa de crecimiento ya que usamos aparatos que potencian o frenan el crecimiento de los maxilares, en función de lo que necesitemos.
Incorrecta relación de los huesos maxilares por descompensaciones en el crecimiento de los en distintos planos de espacio

¿Qué tipo de aparatos se utilizan en los niños?

El tipo de aparato que se puede colocar en un paciente infantil va a depender del problema y la edad. En general, existen dos tipos de aparatos:

Aparatos removibles

Son los aparatos de quita y pon. Están indicados para expandir las arcadas (el ancho de la mordida) cuando existe falta de espacio y en caso de una incorrecta relación de los huesos maxilares por un defecto de crecimiento de la mandíbula.

Son las tradicionales placas o aparatos de paladar. Se usan durante varias horas del día y durante la noche, según la indicación del ortodoncista, y es importante tener en cuenta que obtener unos buenos resultados está directamente relacionado con el tiempo de uso. Los inconvenientes de estos aparatos es que pueden ser molestos para algunos niños porque alteran la forma de hablar y se desajustan fácilmente si no se llevan las horas adecuadas.

Pero como el mundo de la ortodoncia en niños está constantemente evolucionando las bocas más pequeñas pueden beneficiarse ahora de la ortodoncia Invisalign. Es un tipo de ortodoncia estética con alineadores transparentes que tradicionalmente se utilizaba en adultos pero que ahora ha desarrollado su más alta tecnología para poder utilizar estos alineadores en niños que necesitan una ortodoncia temprana. Su uso permite:

  • Alinear dientes de manera estética
  • Desarrollar una correcta forma de las arcadas.
  • Crear espacio para los dientes que están erupcionando.
  • Guiar el crecimiento adecuado de los huesos maxilares.

Además ofrece una serie de ventajas frente a las tradicionales placas: los alineadores son menos molestos pues están adaptados utilizando la mejor tecnología 3D, más fáciles de quitar y poner, el niño no altera su forma de hablar, etc. Todo esto permite y facilita que lleven más horas al día y en consecuencia, que los tratamientos sean más cortos y predecibles en el tiempo

Aparatos fijos

Dentro de los aparatos fijos los más conocidos son los brackets que se colocan cuando los niños tienen todos los dientes permanentes en la boca. Pero existen otro tipo de aparatos que fundamentalmente nos sirven para corregir los problemas de mordidas cruzadas. Estos aparatos se pueden poner a edades mucho más tempranas, desde los 4 años de edad.

¿Cuánto cuesta la ortodoncia para niños?

Uno de los aspectos que más puede importar a los padres a la hora de iniciar el tratamiento de ortodoncia en los niños es el precio.

En general, este tipo de ortodoncia es menos costosa que un tratamiento en la edad adulta, pues cuando el ortodoncista se enfrenta a pacientes mayores que no han recibido un tratamiento de ortodoncia temprano, este suele ser más difícil, más de mayor duración y, por tanto, con un precio más elevado.

En conclusión, la misión con la que escribimos este artículo es reforzar la idea que durante la infancia es el momento más adecuado para actuar, ya que un tratamiento eficaz antes de completar la etapa de crecimiento evitará muchos problemas en la edad adulta, el proceso será más fácil y con mejores resultados. También queremos que los padres conozcan la últimas novedades de la ortodoncia infantil, pues los niños ya pueden mejorar su sonrisa con las ventajas y beneficios que nos ofrece la tecnología 3D y la ortodoncia invisible. El futuro de la ortodoncia ya ha llegado a Clínica Smile! Ven a visitarnos y te informaremos de todo.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.