fbpx

La Caries Dental

La investigación en el ámbito de la Odontología no descansa, está en continuo estudio. Uno de los temas más importantes que abarca es la lucha contra una de las enfermedades más frecuentes, extendida y permanente en nuestra sociedad, la caries dental.

Y por qué? Porque a pesar de que hoy en día tenemos conocimientos muy actuales sobre las enfermedades orales, las personas siguen padeciendo, y cada vez de manera más precoz, altos niveles de caries, lo que refleja que la profesión dental no ha tenido ningún impacto en reducir la prevalencia de esta enfermedad, es decir, los dentistas no hemos mejorado la salud oral de la población que nos rodea.

Esta grave situación ha hecho que un conjunto de expertos se reúna para concluir que debemos cambiar el rumbo, y empezar a estimular un cambio necesario y obligado. Se inicia una nueva etapa que comienza aprendiendo y entendiendo mejor el proceso de la caries.

¿Qué es la Caries?

Cuando pensamos qué es la caries, se nos viene a la mente la presencia en el diente de un agujero negro o marrón pero esta lesión en el diente no es la caries en sí, esta lesión sería la manifestación final del progreso de esta  enfermedad.

Actualmente, la caries es una disbiosis, es decir, es un desequilibrio entre las diferentes bacterias presentes en la boca, que ocasiona que las bacterias ácidas se multipliquen y dañen el esmalte dental. Este desequilibrio se produce por una exposición frecuente a los azúcares refinados.

¿Por qué aparecen las caries?

Las causas para producirse este proceso de caries son principalmente tres:

  • Un consumo frecuente de azúcares refinados
  • Un cepillado dental ineficaz
  • El no uso de una pasta dental fluorada

De hecho, el importante papel de estos factores en el desarrollo de la caries está avalado por la evidencia científica más actual.

Por tanto, la caries ha dejado de ser considerada una enfermedad infecciosa y transmisible, desterrándose así el falso mito de que la caries se hereda. Lo único realmente que se puede heredar son unos buenos hábitos de alimentación y unos hábitos correctos de cepillado dental.

¿Cómo se curan las caries?

Hay que comenzar insistiendo una vez más que la restauración (empastes, prótesis, implantes, etc) o las extracciones NO CURAN la caries, porque estos tratamientos no influyen sobre los factores que causan la enfermedad. Por ello, lo ideal es empezar a trabajar en estado de salud promoviendo la prevención y la educación del paciente.

El nuevo planteamiento del manejo de caries sería:

  1. Mantener la salud dental evaluando factores como los antecedentes previos de enfermedad, hábitos dietéticos, especialmente la exposición frecuente a azúcares; control de la placa bacteriana, uso de flúor, historia médica, y el estado dental de los principales cuidadores del niño.
  2. En caso de lesiones iniciales, detectarlas y detener su progreso.
  3. En caso de lesiones cavitadas, restaurar el diente y recuperar la salud oral. En conclusión, se inicia una etapa de des-aprender lo que nos enseñaron hasta ahora, que ha sido centrarnos en la restauración de la lesión, y aprender a crear planes de tratamiento que sean proyectos de salud y no de enfermedad. Esto será un proceso largo porque tenemos que deshabituarnos a hacer lo que hacemos y empezar a implementar estrategias de salud que no estamos acostumbrados a hacer.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.