La Odontopediatría: El Arte de Tratar a los Niños.

Mi nombre es Esther y soy la responsable del área de odontopediatría de la clínica Smile! Mi deseo es transmitir a las personas que leen esta blog “el por qué soy dentista de niños”. estherZapataEmpecemos por el principio… Inicié la carrera de Odontología bastante emocionada pues desde hacía varios años tenía claro que, “mamá, quiero se dentista”. En el ecuador de mis estudios universitarios me surgió la oportunidad de complementar mi formación haciendo prácticas en una clínica exclusiva de odontopediatría y gracias al aprendizaje recibido empezó mi sueño de querer dedicarme a tratar a “los peque-pacientes”.  

 Todo comenzó durante mi infancia, tuve la gran suerte de ser paciente del Dr. Pablo Rizo, odontopediatra exclusivo en Madrid, con el paso de los años se convirtió en un gran amigo y maestro, con Él experimenté que acudir al dentista también podía ser divertido, nunca sentí molestias, yo lo comparaba con un gran Papa Noel con unas manos grandes pero extremadamente delicadas. gemmalopezPasaron los años y llego el momento de elegir a qué me quería dedicar el resto de mi vida, todos pensaban que haría arquitectura pero yo lo tenía claro, mi vocación era la odontología, quería dedicarme a algo que me apasionara y no me equivoque. Durante mi formación como especialista en ortodoncia, aprendí de la mano del Dr. Sabino Ochandiano todos los secretos de esta profesión, a ser exigente con uno mismo buscando la excelencia en los resultados.

Un estudio de la Fundación Caja Rural y la Clínica Dr. Juan Herrero analiza los hábitos bucodentales de los niños segovianos. odontopediatria-3El 81% de los escolares segovianos de entre 10 y 14 años reconoce que no acude al dentista periódicamente; solo lo hace si siente molestias pero no con carácter preventivo para evitar problemas en su boca. Es una de las conclusiones que han extraído la Fundación Caja Rural y la Clínica Dental Dr. Juan Herrero del estudio de hábitos bucodentales que han realizado en la provincia. Esta experiencia piloto, que persigue mejorar la salud de los jóvenes, ha contado con la participación de 532 menores de la capital y de la provincia y ha revelado que el 88% de ellos sí mantiene una higiene básica, pues se cepillan los dientes al menos dos veces al día. «Sin embargo, este comportamiento no es suficiente para una correcta higiene», subrayan los autores del estudio; «ya que este hábito debe estar complementado con otras acciones como el uso de la seda dental, apenas utilizada por un 10% de los encuestados, o enjuagues, empleados por el 71%».