Avulsión dental en niños – Qué es y Cómo actuar

Es conocido la emoción y las ganas que tienen todos los niños por jugar y hacer deporte, lo cual puede dar lugar en algunas ocasiones a que se tropiecen o caigan al suelo. Estas caídas pueden asociarse también a que se golpeen los dientes, provocando su movilidad, rotura o incluso en casos más graves, la salida de un diente de la boca.

Los dientes que más frecuentemente se ven afectados por un golpe son los incisivos centrales superiores, tanto en la dentición de leche como en la permanente; y suele ocurrir más en los niños que en las niñas.

Por eso, es importante que tanto los padres, profesores, enfermera escolar, profesionales de la salud, etc., sepan qué hacer ante un golpe, especialmente cuándo dicho golpe provoca que el diente salga disparado de la boca, pues una rápida actuación resulta vital para el buen pronóstico del tratamiento.

¿Qué es la avulsión dental?

La avulsión dental es la salida completa del diente (raíz y corona) de su alveolo (lugar de la boca donde se encuentra insertado).

La avulsión se considera según la clasificación del manejo de la urgencia en caso de traumatismos dentales de tipo agudo, es decir, que el diente implicado en la avulsión necesita un tratamiento lo más pronto posible.

Avulsion dental en un niño Esquema anatómico avulsión dental

¿Cómo actuar ante una avulsión dental en un niño?

Cuando se produce una avulsión se desencadena una situación de estrés inevitable, por eso, la persona adulta que se encuentre en ese momento deberá relajarse y conservar la calma para poder actuar con seguridad, sin miedo y rapidez. Esta actitud ayudará por un lado a que el niño se calme y a que la correcta evolución del diente se reimplante de nuevo en la boca aumente.

Estos son los pasos a seguir en caso de una avulsión:

Si se trata de un diente temporal…

El diente no debe reimplantarse de nuevo, ya que dicho reimplante podría dañar al germen del diente permanente que se encuentra dentro del hueso. Igualmente se deberá acudir de urgencia al dentista.

Si hemos encontrado el diente de leche que salió de la boca, el dentista realizará una radiografía control para garantizar que todo está correcto. Si no encontramos el diente a pesar de buscarlo, puede ser que el diente esté dentro del hueso, es decir, se haya producido una intrusión. De nuevo, la radiografía nos ayudará a dar el diagnóstico más acertado.

Si se trata de un diente definitivo…

Como hemos dicho antes es primordial que el adulto responsable se calme para que el niño no se asuste y se ponga en contacto con algún profesional que pueda ayudarle.

Si el traumatismo dental que ha sufrido el niño no está asociado a otras complicaciones más graves que nos hagan ir de urgencia a un hospital (pérdida de conciencia, sangrado abundante, heridas abiertas que requieran sutura…), lo que debemos hacer es contactar con una clínica dental. El dentista es el profesional que mejor aconsejará como debemos actuar. Además en la clínica dental se dispone de todo el material necesario para manejar la urgencia y realizar un buen tratamiento del diente que ha sufrido el golpe.

  1. Ir a buscar el diente permanente rápidamente. Cuando lo encontremos, lo cogeremos siempre por la corona, nunca por la raíz.
  2. En caso de que esté sucio, lo limpiaremos con agua sujetándolo siempre por la corona. No frotaremos ni tocaremos la raíz.
  3. Intentaremos colocar el diente de nuevo en la posición correcta antes de que se forme el coágulo. Luego el niño debe morder una gasa o pañuelo para mantener el diente en su sitio y acudiremos de urgencia al dentista.
  4. Si no ha sido posible el reimplante del diente definitivo debemos mantener el diente en un medio húmedo. El agua no es el más aconsejable, es preferible en un vaso de leche. Si no es posible encontrar leche, podemos llevarlo en la boca, debajo de la lengua o en la mejilla. No es nada recomendable transportar el diente en seco, liado en una servilleta.
  5. Acudir de forma inmediata al dentista, preferiblemente antes de una hora, para que puedan atender al niño de urgencia. Pues una rápida actuación por parte del especialista es de gran importancia para mejor el pronóstico del diente.

En Clínicas Smile! disponemos de un cartel informativo para colegios sobre qué hacer si tu diente definitivo sale de la boca por un golpe, además os dejamos nuestros números de contacto (Clínica Ensanche de Vallecas: 91 504 88 08 y Clínicas Las Rosas: 91 313 34 85) para que los padres puedan informarse sobre la importancia y qué hacer ante cualquier traumatismo dental en los niños.

Cartel Informativo Avulsión Dental Clínicas Smile Madrid

 

Tratamiento de la avulsión dental

Una vez que lleguemos en la clínica dental, el niño que ha sufrido la avulsión se convertirá de manera automática en el paciente de mayor prioridad dentro de la consulta, por lo que el resto de personas que estén en la sala deberán esperar.

El dentista optará, en caso de que no se trate de un diente de leche; por reimplantar el diente definitivo. Previamente realizará una radiografía diagnóstica antes de proceder a la inserción de la pieza.

Una vez que los dientes estén reimplantados volverá hacer de nuevo una radiografía, para cerciorarse que han llegado a su lugar correcto y el especialista hará morder con cuidado al niño para garantizar que el reimplante no produzca ningún tipo de interferencia al cerrar la boca.

Si todo está bien, se procederá a ferulizar los dientes, es decir, los fijaremos en boca mediante un alambre de ortodoncia y composite (material blanco con el cuál realizamos empastes) durante un tiempo mínimo de dos semanas.

Normalmente es necesario pautar un tratamiento antibiótico, tomar antiinflamatorios, analgésicos e incluso poner la vacuna antitetánica.

Se pautarán una serie de recomendaciones como dieta blanda durante al menos 10 días, reposo de la zona, evitando morder con el diente reimplantado y mantener una buena higiene.

El dentista en función del grado de madurez de la raíz del diente permanente insertado informará de las posibles complicaciones dentales. Y después de haber quitado la férula planificará una serie de revisiones de control al mes, a los 3 meses, a los 6 meses y al año.

¿Cómo prevenir las avulsiones dentales?

Es ampliamente conocido que el deporte en los niños y adolescentes mejora no solo el estado físico sino también el mental, ya que les libera de ansiedad y mejora la actividad escolar. Es por ello, que hoy en día son cada vez más los que realizan en actividades deportivas.

Pero hay que saber que los traumatismos dentales es uno de esos factores a los que el deporte puede pasarle factura si no se toman ciertas medidas de prevención.

Por un lado, es importante una correcta alineación dental, porque si los dientes están mal alineados el contacto continuo entre ellos durante el ejercicio hace más fácil que se fracturen.

Realizar ciertos deportes puede suponer un mayor riesgo de poder sufrir un traumatismo dental. Por eso, son considerados deportes de alto riesgo y de contacto el jockey y boxeo pero también hay otros de menor riesgo como el baloncesto o fútbol e incluso en deportes sin contacto como la gimnasia o el ciclismo, dónde los golpes en los dientes son posibles.

Los protectores bucales son comúnmente conocidos porque su uso nos puede ayudar a evitar daños en los dientes en caso de que se practique algún deporte. Es un aparato cuando se coloca en la boca amortigua y protege frente a los golpes. Existen dos tipos, los estándar o adaptables que no son recomendables, y los que se realizan a medida según la boca del paciente.

Muchos estudios avalan la eficacia de los protectores bucales para prevenir o reducir las lesiones relacionadas con las actividades deportivas. Pero tristemente hay otros estudios que dicen que siguen existiendo muchos jóvenes que no poseen ningún protector bucal a pesar de practicar deporte diariamente. Los principales motivos relacionados con el escaso uso de los protectores bucales son la incomodidad que supone llevarlos, que se les olvida usarlos o incluso algunos jóvenes siguen pensando que son innecesarios.

Por suerte si tu hijo tiene los dientes mal alineados y realiza deporte de manera activa, hoy en día hay un tratamiento de ortodoncia sin brackets para niños y adolescentes. Se conoce con el nombre de Invisalign. Una técnica que usa una serie de alineadores transparentes para corregir la posición de los dientes y que además se adaptan a las necesidades de los niños y adolescentes durante la práctica deportiva:

  • Menor riesgo de lesiones: llevar los alineadores proporciona una protección bucal en caso de traumatismo dental, a la misma vez que se alinean sus dientes.
  • Comodidad: su ajuste perfecto hace que no se desplace y proporciona facilidad para respirar, tragar y hablar durante la práctica deportiva. Además posee un espesor adecuado en todas las zonas para reducir las fuerzas del impacto.
  • Regularidad de uso: no se olvidarán de ponérselos cuando hacen deporte ya que el uso de los alineadores es algo cotidiano en su vida diaria.

Tras leer este post, es importante que recuerdes que ante la pérdida de un diente es imprescindible una rápida actuación para garantizar el éxito y el pronóstico del diente afectado.

Si tienes alguna duda respecto a lo explicado anteriormente o tu hijo ha sufrido cualquier tipo de golpe y quieres concertar una primera visita con nosotros para que nuestros especialistas en niños valoren su caso, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web, llamándonos por teléfono (Clínica Ensanche de Vallecas: 91 504 88 08 y Clínicas Las Rosas: 91 313 34 85) o escribiéndonos un WhatsApp.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.