odontopediatria-122

Qué supone un golpe en un diente de leche

Cuando los niños juegan, se tropiezan y caen al suelo, pueden ocurrir varias cosas, pero una de ellas, muy común y aparatosa, suele ser un golpe en los dientes de leche, provocando su movilidad o incluso en casos extremos, su salida completa de la boca.

En esos momentos se debe actuar con seguridad y sin miedo, ya que lo más importante es que se actúe con rapidez y diligencia, con el fin de que se aumenten las probabilidades de poder conservar los dientes golpeados el máximo tiempo posible, y que las secuelas de esa caída no vayan más allá de un simple susto.

En Smile, como especialistas de ortodoncia en niños en Madrid, nos preocupamos por la salud dental de los más pequeños, y en ese sentido, sabemos lo que deben hacer los padres cuando están con ellos en esas situaciones, y es llevarlos cuanto antes al dentista, para ello les dejamos el siguiente enlace con nuestros datos de contacto, de forma que puedan actuar con urgencia y decisión.

TRAUMATISMOS EN DIENTES DE LECHE: PRIMERAS MEDIDAS

Los motivos por los que un niño se cae son infinitos, y eso es algo que de ninguna manera se va a poder evitar, ya que dejarían de ser niños, así que solo queda que los padres estén atentos, y en casos de caídas más aparatosas, en las que se ven implicados los dientes de leche, que les lleven de inmediato a la consulta del dentista.

golpe-diente-leche-3

En primer lugar, el golpe suele ocasionar grandes molestias al niño, tanto en forma de dolor e incluso una hemorragia que sea difícil de cortar, por lo que al principio se debe calmar al niño para que los nervios del momento no se unan al dolor en la boca, y se convierta en una situación inmanejable. Para paliar de entrada los síntomas de la caída, la aplicación de hielo en la zona afectada puede ser una muy buena medida inicial.

Algo que se debe cumplir a rajatabla, es el hecho de no mover el diente accidentado, con el fin de que sea el experto odontólogo quien valore qué hacer en función de la situación inicial de los dientes traumatizados.

Si se moviera el diente que se ha golpeado, podría ocasionar daños en el germen del diente definitivo, y con ello pueden contravenir consecuencias negativas, que podrían ser difíciles de tratar de cara a la dentición adulta.

Se deben valorar todos los daños del golpe en el diente, es decir, tanto si se ven como si no se ven, por eso es necesario la realización de una radiografía complementaria que ayude al especialista a decidir la solución que se adoptará y las medidas que los padres deben tomar respecto al diente de su hijo.

TRAUMATISMOS EN LOS DIENTES DE LECHE: TIPOS DE TRAUMAS DENTALES

Cada tipo de golpe en un diente de leche puede ocasionar lesiones dentales distintas, y todas ellas tienen una solución efectiva y con buenos resultado para el niño:

  • Subluxación dental: los dientes tras el golpe adquieren cierto movimiento, de forma que con un diagnóstico radiológico se deben descartar daños en las estructuras internas de los dientes.
  • Luxación: la movilidad del diente es mucho mayor y observamos un sangrado en el surco de la encía. Existe un desplazamiento de los dientes respecto a su posición habitual, de forma que pueden quedar situados en cualquier otro lado, pudiéndose afectar en algunas ocasiones el crecimiento de los dientes definitivos. Se diferencian varios tipos:
    • Luxación lateral: cuando el diente se desplaza en un plano diferente al axial, provocando que la corona esté en otra posición diferente al cerrar la boca.
    • Luxación intrusiva: el propio golpe puede hacer que el diente se inserte hacia el interior del hueso, casos en los que se recomienda la espera de entre uno y seis meses para ver si vuelve a salir, de no ser así, se tomarían las medidas oportunas.
    • Luxación extrusiva: existe un movimiento hacia el exterior del diente sin que llegue a caerse, y también aquí se deberán valorar los daños internos mediante una radiografía.

golpe-diente-leche-2

  • Avulsión o caída del diente: es la salida completa del diente de la boca, al desaparecer la guía del diente definitivo, puede ocurrir que el diente permanente tarde más en erupcionar.
  • Fractura simple: no existe afectación del nervio y la pieza dental puede tener una evolución normal,  y evolución propia de un diente de leche, pero siempre se requiere la supervisión del odontólogo que tendrá que valorar si procede a un limado del esmalte o a colocar una resina con el fin de reconstruir la zona fracturada.
  • Fractura complicada: el nervio se encuentra afectado y es primordial realizar una endodoncia, donde se quita el nervio del diente afectado y se mantiene la pieza dental. La realización de este tratamiento dependerá del estado de la raíz del diente de leche tras el traumatismo.

En cualquier caso, la intervención de un dentista en el momento del golpe, es fundamental para que la evolución de la pieza dental afectada sea la más adecuada. Por esto, desde Smile, ofrecemos este enlace con nuestros datos de contacto, para que los niños siempre puedan disfrutar de la mejor de sus sonrisas.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.