Mi hijo come muy pocos dulces y tiene caries, ¿cómo es posible?

Mi hijo come muy pocos dulces y tiene caries, ¿cómo es posible?

Actualmente, existe una gran cantidad de información sobre la influencia de la dieta en la caries dental.

Lo que se sabe es que los alimentos que contienen azúcar inducen que se produzca la enfermedad, sin embargo pensar que sólo la cantidad de azúcar que un alimento contiene se relaciona directamente con la caries es un error.

Existen otros factores relacionados con los alimentos, que tienen tanta o más importancia con respecto al potencial de producir caries que el azúcar que el alimento puede contener o no. Estos factores son:

– La composición de los alimentos: siendo los hidratos de carbono fermentables (azúcares y harinas refinadas) la principal fuente de energía de las bacterias bucales que provocan una bajada significativa del ph y una posterior desmineralización de los tejidos que componen el diente.

– Consistencia de los alimentos: los efectos del azúcar en boca duran menos tiempo si se ingiere en forma de líquidos que en las formas sólida y semisólida.

– Adhesividad de los alimentos que contienen azúcar. Cuánto más adherentes sean estos alimentos, mayor será su riesgo de producir caries.

– La hora de la ingesta: si los alimentos cariogénicos se ingieren durante las comidas, la propia saliva y los mecanismos de autolimpieza tienden a eliminar los alimentos de la boca. Por ello, el peor momento para ingerir alimentos que contienen azúcar sea entre horas y/o antes de ir a adormir, ya que los mecanismos de autolimpieza están disminuidos.

– La frecuencia: cuanto mayor es la frecuencia con la que se consumen alimentos potencialmente cariogénicos mayor es el riesgo de producir caries. Esto es debido a que la bajada del ph ocurre un mayor número de veces.

Caries infantil

Por ello, una dieta potencialmente cariogénica es aquella que contiene el exceso de hidratos de carbonos fermentables (azúcares y harinas refinadas), consumo de alimentos pegajosos y retentivos, y su ingesta se realiza fuera de las comidas principales. En nuestro blog, podrá ver e informarse de una diversidad de artículos sobre el tema.

Uno de nuestros objetivos es obtener información sobre la alimentación de los niños que acuden a nuestra consulta mediante la entrega de un diario dietético. La finalidad es realizar un análisis de dieta desde el punto de vista cariogénico (no nutricional) en el que señalamos los azúcares ocultos que existen que determinados productos que consumen diariamente los niños.

A cambio ofrecemos alternativas de alimentos con bajo potencial cariogénico teniendo en cuenta el estilo de vida actual de cada familia. Recomendamos dietas con alimentos alcalinos, de consistencia sólida, ricos en fibras (fruta, ensaladas, pan integral,…) que proporcionan una menor bajada del pH tras la ingesta, una dentadura sana y un aumento de salivación contribuyéndose así a la limpieza fisiológica de los dientes (alimentación detergente).

Además de aumentar el consumo de alimentos que contienen factores protectores frente a la caries: como el queso, la leche y comidas con alto contenido en proteínas, calcio y flúor.

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.