Los dientes de mi bebé están marrones y me han dicho que no pasa nada. ¿Puede tener caries?

Los dientes de mi bebé están marrones y me han dicho que no pasa nada. ¿Puede tener caries?

Este artículo nace por nuestra preocupación como Odontopediatras sobre el alto índice de caries en pacientes menores de 3 años que acuden a nuestros centros. Los padres vienen a vernos perdidos y agobiados, con escasa o información contradictoria sobre el  tema. Por ello, este post no va dirigido sólo a los padres/madres sino a cualquier profesional de la salud que ve a un niño en sus tres primeros años de vida: pediatras, matronas, enfermeros/as, asesoras de lactancia, etc.

dientes-marrones-0

Cuando acude por primera vez un niño/a de tan corta edad a la clínica es porque ya están presentes los primeros signos de caries. El motivo principal de la consulta suele ser diverso, pero entre los más frecuentes encontramos: “una mancha marrón que le ha aparecido a su bebé y no se quita con el cepillado”, que su hijo/a de apenas 2 años ya tiene “sarro”, que de repente “se le ha roto el diente” y sus padres no recuerdan que su hijo/a se haya dado un golpe o que “los dientes de su hijo/a tienen falta de calcio y su esmalte es muy débil”.

Empecemos a dar respuesta a la primera pregunta que una madre/padre puede hacerse, ¿los bebés pueden tener caries? pues lamentablemente tenemos que decir que SI. Por ello, queremos explicaros una serie de conceptos y signos de alarma con el objetivo de que llegue a vosotros una información importante, veraz y de gran utilidad.

La presencia de caries en niños menores de 6 años es conocida como Caries de Inicio Temprano (CIT) y se define como la presencia de uno o más dientes cariados, ausentes o restaurados en la dentición de leche en niños de edad preescolar, es decir, entre el nacimiento y los 71 meses de edad.

Se considera Caries de Inicio Temprano Severa cuando se presenta en menores de 3 años, y es de la que vamos a hablar.

La CIT severa tiene un patrón evolutivo característico. Os explicamos y enseñamos a continuación como pueden evolucionar las lesiones en caso de que no se realice ningún tipo de tratamiento preventivo y/o curativo. Las imágenes que os mostramos son casos clínicos reales de bebés que acuden a nuestros centros.

1ª fase: la caries habitualmente empieza en los incisivos temporales superiores. Vemos una mancha blanca opaca a lo largo del margen gingival, tal y como se muestra en la foto. En esta fase de inicio nuestro objetivo es instaurar un protocolo específico e individualizado que nos ayude a evitar la evolución de la caries a una fase posterior.

dientes-marrones-01

M.E.R.  18 meses de edad

2ª fase: en caso de no realizar ningún tratamiento, la mancha blanca pronto se pigmentan a un ligero color marrón y/o amarillo, al mismo tiempo se extienden lateralmente a áreas proximales.

En la siguiente imagen observamos este tipo de lesiones. Cuando la madre acude con su bebé ya tiene instaurado unos cuidados bucodentales correctos tanto de cepillado como de dieta que junto al tratamiento remineralizante y antibacteriano que realizamos en nuestros centros conseguimos que estas caries se detengan. Finalmente por petición de su madre, a este paciente se le realizan unas reconstrucciones estéticas debido a que nos comenta que su hijo ya empezaba a darse cuenta que “sus dientes no están blancos como el resto de sus amigos”.

dientes-marrones-02

dientes-marrones-03

D.N.S.  23 meses de edad

3ª fase: a  medida  que  la  condición  se  desarrolla,  la  caries  progresa  y empieza a rodear los cuellos de las piezas dentarias. En situaciones avanzadas, las coronas  de  los  incisivos  superiores pueden llegar a destruirse completamente,  dejando solo la raíz del diente. Las muelas temporales, con frecuencia, se ven afectadas.

En esta foto el bebé muestra ya lesiones de caries cavitadas en los incisivos laterales superiores y mancha blanca en los centrales. El paciente requiere un tratamiento restaurador de la caries más grande, complementariamente comenzamos a un protocolo preventivo precoz orientado a remineralizar las lesiones de mancha blanca junto a unas medidas que incluye cambios en los hábitos de higiene oral diarios, recomendaciones dietéticas y tratamiento antibacteriano.

dientes-marrones-04

I. G.A.  14 meses de edad

En la siguiente imagen, el paciente presenta un patrón más avanzado y agresivo. Tiene afectados los incisivos superiores y las muelas temporales. Es un caso de policaries complejo para tratar en consulta y finalmente se le realizó el tratamiento completo en una única sesión bajo anestesia general.

dientes-marrones-05

S.C.I.  28 meses de edad

Para concluir, queremos que aprendáis un último concepto que existe y es la Odontología para los bebés, que nace de la necesidad de educar en salud. Se basa en iniciar esta educación en salud oral desde antes de la concepción, reforzarla durante el embarazo y acompañarla durante los primeros años de vida del niño, con el fin de instaurar medidas de prevención que eviten la aparición de enfermedades dentales.

Nuestro protocolo consiste en ofrecer una guía informativa para conseguir una correcta salud bucal para los primeros años de vida del bebé, ofreciendo pautas estandarizadas a los padres basándonos en la evidencia científica actual. Como odontopediatras, sabemos que la educación precoz es una estrategia clave para evitar y disminuir la prevalencia de la caries en la infancia. Por ello, esta guía informativa ha sido creada bajo la premisa de la salud y no de la enfermedad.

No olvidéis nunca esta regla 1+1=0, primera visita al dentista con el primer diente de leche, da lugar a 0 caries.

 

Fuente del artículo:
Clinica-Smile

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.